Cómo una impresora 3D ayudó a un agricultor a no perder su cosecha de trigo

Cuando pensamos en impresoras 3D lo primero que se nos viene a la cabeza son jóvenes experimentando con impresoras domésticas, o quizás las aplicaciones en medicina que últimamente también se han hecho comunes y famosas. ¿Pero cómo podríamos relacionar una impresora 3D y una cosechadora?

El 24 de julio, J.L. Díez, agricultor del municipio de Tortuera (Guadalajara), se dirigía hacia su finca para cosechar el trigo cuando descubrió que varios dedos retráctiles del corte de su cosechadora, junto con las fijaciones, se habían roto. La función de estas piezas es arrastrar las espigas hacia la garganta de la máquina, una vez que las cuchillas las han cortado, por lo que sin ellas no podría cosechar el trigo.

“Llamé al proveedor y me dijeron que no tenían disponibilidad, que tenía que esperar al menos 15 días, pero eso supondría un retraso grave para su campaña de cosecha” aclara J.L.

Conocedores del problema, los técnicos de Aitiip le ofrecieron una solución basada la reproducción de dichas piezas con la tecnología de impresión 3D. El proceso de reconstrucción y fabricación de las piezas apenas duró un día. Los ingenieros de Aitiip diseñaron las piezas digitalmente en dos horas y en otras dos las piezas ya estaban fabricada con una de las impresoras 3D de las que dispone Aitiip.

“La pieza era bastante sencilla, y no requería el uso de materiales especiales. El cliente pensaba utilizarla de forma temporal hasta conseguir el repuesto original y no podía esperar. Dibujarla nos llevó un par de horas e imprimirla menos de dos horas.

La pieza fue construida con diferentes materiales con la finalidad de observar su comportamiento durante su funcionamiento en la cosechadora, así como la durabilidad de las piezas creadas para saber cual es el material que responde mejor a los requisitos del cliente. Los materiales fueron TPU, TPE, PP, ABS y PLA.” explica Guillermo Vicente, responsable de Prototipado Rápido e Impresión 3D de Aitiip Centro Tecnológico.

impresora 3D ayuda cosechadora

J.L. Díez tuvo disponibles las nuevas piezas que necesitaba en el mismo día y pudo instalarla en su cosechadora y continuar la cosecha sin haber sufrido casi ningún retraso.

“Esta es una de las ventajas de la fabricación aditiva, que te permite disponer del producto que necesitas de forma casi inmediata, reduciendo no solamente los tiempos de espera, sino la necesidad de transportar piezas desde lugares lejanos.”concluye Guillermo Vicente. Además en este caso concreto la incorporación de piezas de plástico en una cosechadora, sustituyendo piezas metálicas, elimina el riesgo de generar chispas por posibles colisiones.

impresora 3D ayuda cosechadora

La misma tecnología se utiliza en los sectores más exigentes como, por ejemplo, el aeronáutico. No en vano, la propia Airbus ha fabricado más de 1.000 piezas para su modelo A350 haciendo uso de esta tecnología. Aitiip Centro Tecnológico dispone de varias impresoras 3D para distintos tipos de productos, destacando la Fortus 900MC para conseguir piezas de altísimos requerimientos técnicos, o la Objet 1000 plus, más orientada a productos con acabados estéticos exigentes.

Autor: AITIIP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *