DRON AUTÓNOMO PARA REALIZAR INVENTARIO EN ALMACENES

Empresa:  GRUPO SESÉ

Agente tecnológico: ITAINNOVA

Presentación del Caso:

Las grandes ideas surgen de las situaciones más cotidianas. Hace un par de años, un equipo de SESÉ trabajaba en un proyecto típico. Un cliente inauguraba un almacén y los técnicos se acercaron para el inventario físico que se suele hacer tras un arranque, al principio puede haber descuadres porque se colocan mal los paquetes. Aquella instalación era particularmente alta, de unos 10 metros, y la revisión de los bultos requería tiempo, trabajo y dinero. Un compañero gastó una broma: «Dijo que el dron de su hijo podría hacer una foto y evitaría tener que bajar todos los palés». Tras las risas iniciales, algo se quedó rondando en sus cabezas.

SESÉ en su filosofía de ir siempre un paso por delante, y sabiendo que es a través de la Tecnología y de la Digitalización como se puede avanzar en este terreno, buscó para desarrollar un proyecto realmente innovador, a un partner tecnológico de excepción, como ha sido ITAINNOTA (Instituto Tecnológico de Aragón), para recibir el mejor soporte y apoyo en este desarrollo.

Entre el departamento de IT del Grupo Sesé y el departamento de Robótica y Automática de ITAINNOVA se ha podido hacer realidad y se ha conseguido el primer dron sin piloto en vuelo interior. SIDI (Sese Inventori Drone Indoor) es capaz de realizar el inventario de un almacén al mismo tiempo que detecta incidencias.

Proceso de trabajo:

El gran reto que supone la navegación autónoma de un dron en interiores pasa por localizar y situar al dron en el interior del almacén. La solución más sencilla parecía la utilización de balizas que ayudarán al dron a localizarse, pero este sistema no tiene la precisión necesaria, ya qye localizan con un margen de metros y el proyecto requería una localización con una precisión de centímetros, para ubicar cada paquete en su estantería. Fue con la ayuda del centro tecnológico ITAINNOVA cuando dieron con la llave, basada en visión artificial.

La principal solución para resolver el reto de localización se sustenta en los llamados códigos ArUcos. La cámara del dron lee la marca y sabe su posición relativa con respecto a ella. Grupo Sesé e ITAINNOVA han optado por poner varias de estas señales por el almacén para que las naves puedan ubicarse y trazar una ruta de manera autónoma. Este sistema se combina con una segunda solución. Al mismo tiempo, el dron va tomando fotografías del suelo mientras se desplaza y así calcula su posición horizontal. Esa información se interpola con la del código y así obtiene su ubicación en altura. Para ello, el equipo ha desarrollado sus propios algoritmos de localización y así SIDI ya sabe dónde está y puede moverse libremente por el almacén.

Beneficios obtenidos por la empresa:

Gracias al proyecto planteado se reducen considerablemente los tiempos de realización de inventariado, optimizando en tiempos y recursos, aportando además una solución que permite ir comprobando que el inventario está correctamente ubicado en la posición correcta.

En su inicio se planteó que para que el caso de uso fuese óptimo, únicamente tenían que cumplir un requisito: la nave debía volar de forma autónoma, sin la necesidad de que fuera tripulada, si no, no sería eficiente, así que se trabajó principalmente en esta línea.

Aprovechando a su vez que cada paquete tiene una identificación única, la nave no tripulada va leyendo dichas etiquetas y comprobando si el pale está en la ubicación que debería estar o no, marcando un error en este caso. Cuando el operario llega a la instalación, sólo tiene que revisar las cajas que han dado fallos.

Después de seis duros e intensos meses de trabajo, el pasado jueves 30 de marzo se pudo ver por primera vez un vuelo autónomo en interior de un Dron, que permitía al mismo tiempo realizar el inventario de un almacén, detectando las incidencias. Un avance industrial que ya ha sido premiado como la Mejor Innovación Logística por SEAT.

El grupo Sesé ahora está trabajando en conseguir leer 800 ubicaciones en los 20 minutos de autonomía que tiene el dron. Para poder aumentar las lecturas, han optado por una solución: colocar una cámara en cada lateral de la nave para que pueda revisar los dos lados del pasillo al mismo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *